Publicado el Deja un comentario

¡Mujer tenías que ser!

Conduzco despreocupada. Ventanilla bajada y brazo apoyado en el marco, mientras Rozalén cruza una puerta violeta en la emisora de radio que sintonizo habitualmente.

Repaso mentalmente la lista de tareas pendientes que tengo para esa semana y, como estoy llegando a mi destino, voy buscando un sitio para aparcar.

Está difícil. Entre las obras, los vados y la alarmante sobredimensión de vehículos en las ciudades, la cosa pinta mal.

Doy un par de vueltas y por fin, a lo lejos, diviso el intermitente tintineante de un vehículo, anunciando su salida.

  —¡De P.M! —digo en voz alta sin poder evitar un ronroneo de gustito en el estómago. 

  «¡Pobres mortales! ¡Lo fácil qué es hacerles felices a veces!»  —debe pensar desde las alturas ese Dios/ Universo/ Gran Poder/ Lo Que Sea, que mueve los planetas.

Reduzco la velocidad y me paso al carril izquierdo, a la vez que acciono la palanca de mi intermitente, anunciando la  maniobra.

El otro vehículo sale por fin, dejando a la vista una flamante plaza de aparcamiento, toda, todita para mí. Me pego más a la fila y rebaso el hueco para colocarme. Justo cuando emprendo la marcha atrás, un pitazo me saca de mi mundo de nubes, gominolas y arcoíris.

Miro por el retrovisor y un señor muy mal encarado me hace señales y aspavientos desde su coche, intentando meter el morro en el hueco.

  —¿Cómoooooo? ¡Ah, no! ¡Ni hablar! ¡Aparte, hombre! —contesto sacando la cabeza por la ventanilla— ¡Ahí aparco yo! 

Después de un par de minutos de tira y afloja, en los que yo no me muevo ni un milímetro, el hombre retrocede de mala gana, escupiendo una serie de improperios inconexos. En una maniobra perfecta, aparco mi coche y el personaje, se coloca a mi altura con un sonoro frenazo, soltándome: 

   —¡¡Mujer tenías que ser!! 

Acto seguido, acelera haciendo chirriar las ruedas en un claro intento, y digo, intento, por demostrar su poderío de “Macho Alfa”.

De repente, me vienen a la cabeza todas las mujeres, desde nuestras tatarabuelas, bisabuelas, abuelas, madres, hermanas… que han tenido y que tienen que soportar esa enorme presión diaria de “ser mujeres”.

Carga. Doble carga y doble presión.

Por trabajar fuera de casa y dentro, sin un reconocimiento. Por sacar adelante a sus hijas e hijos, solas muchas veces. Simplemente, porque es su deber. Cuidar sin rechistar. Es nuestro papel y lo que se espera de nosotras. Repaso también la lista de San Benitos y prejuicios con los que cargamos, que lastran nuestra sociedad ninguneándonos y haciéndonos invisibles.

*Si tenemos la regla se corta la mayonesa. Check

*Nosotras limpiamos mejor. Check 

*También cuidamos mejor, es genético. Check

*Conducimos fatal. Check

*Por supuesto, no sabemos aparcar. Check

y un largo etc de creencias, (algunas mucho más heavys), sobre lo que es ser una mujer.

    «Joderrrrr….»

Absorta en estos pensamientos camino, cuando me percato de que el cruce entre Homo NeanderthalensisCromañón, acaba de aparcar su troncomóvil a unos metros.

    —¡Bah! No merece la pena, déjale. —Murmuro.

Un aguijonazo me sacude. No. No voy a dejarle. No voy a pasar de él. No quiero. No quiero, por mí. No quiero, por ti. No quiero, por ellas. No quiero, por nosotras.

Golpeo el cristal de su ventanilla con los nudillos.

Gira la cabeza, enarcando las cejas con sorpresa.

    —Oye, ¿sabes qué? Pues sí. ¡Mujer tenía que ser! ¡Una mujer como la madre que te parió y como la que te limpió los mocos cuando eras un bebé!  

Curioso. Ni rastro de la incontinencia verbal de la que hacía gala unos minutos antes.

Me enderezo, respiro hondo y vuelvo a mi mundo de gominolas y algodón de azúcar.

Por mí. Por ti. Por nosotras, y también por ellas, que ya no están.

Publicado el Deja un comentario

¡Vuestra mala favorita escribe de nuevo! Vuelve mi columna de opinión #porellas.

¿Súper woman yo? No, gracias.

Tengo cita en el dentista. Mientras espero, veo que el nivel de batería de mi teléfono ha bajado peligrosamente y resisto la tentación de abrir mi Instagram so pena de fundírmela toda y quedarme desconectada del mundo durante unas horas. Así que, con ese panorama, cojo una revista cualquiera del montón desordenado que cubre la mesa. La hojeo despreocupada y los ojos se me van hacia el anuncio de una conocida marca de depiladoras eléctricas. En él, una mujer con una piernas larguísimas y una piel “cero imperfecciones” me invita a dejar mis extremidades libres de pelos indeseados en un tiempo récord, incluso bajo el agua. 

Su lema : “La vida va muy deprisa: no dejes que el vello indeseado te frene”.

Siento una especie de desazón e inquietud. 

¿Será que tener más o menos pelambrera en mis piernas producirá un enlentecimiento de mis quehaceres diarios inversamente proporcional al tamaño y longitud de mi vello corporal?

Paso un par de páginas y me detengo en otro, esta vez el de un anticelulítico. 

“El verano es para lucir palmito y no para esconderse tras una palmera”.

Me revuelvo molesta en la silla.

¿Resulta que los hoyuelos de mis muslos no se pueden enseñar? ¿Y qué, si no tengo una figura digna de una Diosa del Olimpo?, ¿tengo que esconderme tras una palmera? 

Paso unas cuantas páginas más y mis niveles de adrenalina, cortisol y hormonas varias se disparan de golpe.

El anuncio de una clínica de estética muestra a una mujer con ropa de deporte coronada por la frase: 

 “Que lo único que pese sean tus ganas de sentirte bien”.

Empiezo a repasar mentalmente las zonas de mi cuerpo en las que los michelines han hecho acto de presencia, hasta que la voz de la recepcionista me saca de ese bucle mental por el que estaba a punto de dejarme engullir.

Soy María… Soliño. ¡Imperfecta a rabiar!

Mi hijo pequeño llega del colegio con un envoltorio en la mano. 

   —¿Qué es eso, cariño mío? 

   —Mira mamá, es una galleta que la madre de Marcos le ha hecho por su cumpleaños. Nos han dado una a cada uno. ¿A qué es muy chuli?

Observo el paquete. Es una galleta de tamaño considerable, con forma de bicicleta y recubierta de fondant de colores, envuelta en un celofán transparente y con una tarjeta coloreada y troquelada a mano, con el nombre del cumpleañero estampado. Ciertamente, es muy mona. 

  —Yo, por mi cumple, también quiero llevarle galletas a mis amigos del cole. ¡Y con forma de avioneta!  —remata, dejando el envoltorio a un lado y dando un mordisco al dulce.

Ojiplática me quedo. Su cumpleaños es en una semana y yo no tengo ni idea de hornear galletas, y mucho menos de adornarlas con florituras y detalles variados.

Vale. Un par de días antes, lo intento. 

Resultado; una bandeja llena de galletas con una forma extraña y algo chamuscadas. 

Mientras pienso en un plan B, mi amiga Susana me llama por teléfono y le cuento que voy que escribir una columna para mi blog y algunos de mis planes más inmediatos.

   —Ay! Hija, ¡de verdad! ¡No sé cómo lo haces! Eres una superwoman.

Termino la conversación y me doy cuenta de la enorme presión que soportamos las mujeres para estar bellas y estupendas siempre. Tenemos que saber hacer de todo, y además, hacerlo bien. Tenemos que ser perfectas. Que estar perfectas. Sin pelos, sin michelines y sin rastro de celulitis.

Me quedo mirando la bandeja con las galletas quemadas, observo el michelín que sobresale de mi cintura y veo varios pelos asomando en mis piernas. 

Recuerdo la revista de días atrás con todas las directrices que me daban para triunfar, encajar y ser una Top 10 y me digo: ¿Superwoman, yo? No, gracias.

Publicado el Deja un comentario

¡Marina ya está aquí! Volverás a cruzar.

Volvemos a las estanterías de las librerías. Volvemos a las Ferias del Libro de Galicia. Volvemos a engancharos a una de las historias más adictivas y provocadoras.

¡Que bien luce nuestra Marina! En Vigo la tenéis en Libraría Cartabón, en la calle Urzáiz, nº 125. ¡Queda de lujo en el atril de novedades! Volveréis a cruzar.

Nuestra Marinita luciendo perfecta en Libraría Cartabón, en Vigo.

Publicado el 2 comentarios

«No pares la lluvia», ¡ya está aquí!

No te pierdas el desenlace de la novela más adictiva y provocadora. Porque cuando la vida te vuelve a retar, imaginar no es una opción… al menos para Marina…

El 30 de julio, volverás a cruzar.

No te quedes sin tu ejemplar. Puedes hacerte con ella a través de la web o en librerías seleccionadas. En Vigo, en Librería Cartabón. Librería Cortizas, en Ferrol. Librería Bahía, en Foz y en la librería Agrasar, en Monforte de Lemos.

Y si quieres que te la dedique, ponme una nota en el pedido, ya sabes que no hay nada que me guste más que firmar «Marinitas».

Recuerda que los gastos de envío son gratuitos.

Publicado el Deja un comentario

Un Viaje alucinante

Hoy toca hacer balance. Y toca repasar este año. Y a mí me toca sobre todo, agradecer, agradecer y agradecer. 
Agradecer a este 2019 por ser uno de los años más alucinantes de mi vida. Agradecer que me diese la fuerza, el coraje y las ganas, sobre todo las ganas y la ilusión de hacer realidad un sueño ¿loco? No. No era tan loco.
Agradecer la piedras que se me pusieron en el camino, porque ellas también forman parte del viaje, y te enseñan y aprendes. Y te haces más fuerte. Y aprecias. Ellas hacen que los momentos buenos no sean buenos, sean maravillosos. 
Publicar «Cuando deje de llover», y narraros la historia de Marina, de una mujer fuerte, valiente e imperfecta pero luminosa, como todas nosotras, ha sido un regalo que la vida ha querido hacerme. Y yo lo he abierto. 
Vosotr@s habéis sido un regalo. 
Sentir vuestro cariño, vuestros abrazos, vuestros besos, leer vuestros comentarios y mensajes. Ver como Marina se convierte en una explosión de verdad en vuestras manos…. no tengo palabras para expresarlo, de verdad que no las tengo…
Sólo puedo decir GRACIAS GRACIAS GRACIAS.
Y que brilléis siempre. Y que luchéis por vuestros sueños. Porque cuando las cosas se hacen con el corazón nunca pueden salir mal. Y valdrá la pena siempre. 
Y el viaje será lo mejor de todo.
Como dice el poema de Konstantino Kavafis, 
«Cuando emprendas tu viaje a Itaca
pide que el camino sea largo,
lleno de aventuras, lleno de experiencias…»

Recordad brillar siempre sin miedo, porque dónde hay amor no hay miedo… y el amor, lo puede todo.
Os quiero. 
Y como una imagen vale más que mil palabras aquí tenéis una cuantas de este «viaje» alucinante.
¡¡Nos vemos en 2020!!
#cuandodejedellover #agradecidaespoco #lavidaesunregalo #soisincreibles#mislectoressonlacaña #lanovelamasadictivayprovocadora

Publicado el Deja un comentario

¡¡Ribadeo!! Última parada del año.

¡¡Última firma del año!! 👏🏻📘🙆🏻‍♀️
Y como no podía ser de otra manera despedimos este año alucinante, en el lugar con más magia de esta historia tan adictiva!! 
El lugar en el que todo comenzó para Marina!! El lugar en que pasarán más cosas, seguro!!
Ribadeo, Illa Pancha… @faroislapancha , el mar… 🌊
Os espero en librería Vivin, en Ribadeo, de seis a ocho de la tarde, para compartir esta historia, que ya os ha atrapado!

El viernes 20 de diciembre, de seis a ocho de la tarde.
Publicado el Deja un comentario

Presentamos en Santiago de Compostela.

No sabéis la ilusión que me hace presentar a Marinita en @librarialiladelilith 💜📘💜
Os espero el próximo jueves 14, a las ocho de la tarde en Santiago de Compostela!!
Os atrevéis con la novela más adictiva y provocadora??
#liladelilith#presentacioncuandodejedellover#novelasadictivas#enganchadosamarina#leer#libros #cuandodejedellover

¡Que ganiñas de estar na Lila!
Publicado el Deja un comentario

¡Estuvimos en A Coruña, con el 1º Club de Lectura de Cuando deje de llover!

El pasado viernes estuvimos en A Coruña, en un encuentro precioso, lleno de energía de la buena, de magia y de luz.

Decir que lo pasé bien no sería justo, porque fue una de las experiencias más bonitas y enriquecedoras que me ha regalado mi Marina. ¡Aún estoy emocionada! Gracias chicas, porque queda demostrado que cuando las mujeres nos juntamos, somos capaces de crear momentos maravillosos repletos de luz.

Una velada increíble, con «Las Fabulosas»
Publicado el Deja un comentario

¡Ya formamos parte del Mapa Literario de Vigo!

“Cuando deje de llover” ha sido incluido en el proyecto “Mapa Literario de Vigo” de la Biblioteca Xosé Neira Vilas, premiado recientemente por la Xunta !!!🙆🏻‍♀️📘🙆🏻‍♀️

Marina ya tiene sus paradas en el Mapa Literario de Vigo, 02 Liña Casco Vello !! ✨🚎✨
En breve lo subirán a su web 
👉 www.mapaliterariodevigo.com y por supuesto también lo tendréis disponible en la propia biblioteca!!📘👏🏻¿Te atreves con la novela viguesa más adictiva y provocadora?

Publicado el Deja un comentario

Feria del Libro de Monforte de Lemos.

Y por fin el 30 y 31 de agosto, de la mano de Ada de Librerías Agrasar, Monforte y de Ismael de Librería Cortizas Ferrol, llegamos a la última Feria del Libro de Galicia de 2019 en Monforte de Lemos. Una experiencia alucinante, en la que he conocido personas y lugares maravillosos. Un camino que comenzó en abril, en Verín y que ahora toca a su fin. Mil gracias a tod@s los que me acompañasteis en esta aventura, que ¡ojo! no ha hecho más que empezar. Os dejo las fotazas de Monforte con las personas maravillosas que se llevaron su Marinita.

Publicado el Deja un comentario

Feria del Libro de Foz.

El pasado 23 y 24 de agosto, viajamos de nuevo a la maravillosa Mariña Lucense , esta vez a Foz, en la que sería la penúltima Feria del Libro. Mil gracias a mis anfitriones, Ismael de Librería Cortizas, Ferrol y a Cielo de Librería Bahía, Foz . Mil gracias también a todas las personas que se acercaron a la caseta y que se llevaron su Marinita dedicada. «Cuando deje de llover» volvió a causar sensación y la gente de Foz ha sido fantástica.

Publicado el Deja un comentario

Feria del Libro de Viveiro

El 15 y 16 de agosto nos fuimos a la Mariña Lucense al maravilloso Viveiro. Un lujazo de pueblo con unas playas que quitan el «sentío». Sus gentes y su ambiente con las fiestas patronales fue lo más. Vamos que estoy deseando volver….

En esta ocasión nos fuimos de la mano de Carmen, de librería Porta da Vila, un encanto de mujer y también estuvimos de nuevo con Carlos, de Lafer Vigo. Gracias por tratarme tan bien y acogerme con tanto cariño.

Publicado el Deja un comentario

Feria del Libro «A Coruña»

Los sábados 3 y 10 de agosto nos fuimos a la Feria del Libro de A Coruña. ¡Qué gustazo! Una maravilla de ciudad, que adoro y en la que me siento como en casa. Por nuestra caseta de Nobel Coruña y Ler pasaron un montón de personas maravillosas y muchos amigos y amigas se acercaron a darme un abrazo. Fue genial e incluso volví a coincidir con el maravilloso Carlos Bardem, con el que charlé un ratito y que también firmaba ejemplares de su «Mongo Blanco», con el que está cosechando muchísimo éxito. ¡¡Una novelaza!!

Y después de la Feria, nos perdimos por la noche Coruñesa, disfrutando a tope de esta maravilla de ciudad. ¡Gracias A Coruña, porque siempre es un lujo volver!

Publicado el Deja un comentario

Feria del Libro de Rianxo

El viernes 26 y el sábado 27 de julio estuvimos en la Feria del Libro de Rianxo. Con Carlos de Librerías Lafer, Vigo y Cipriano de Librerías Ler , en A Pobra do Caramiñal.

Una feria estupenda en un lugar precioso con unas personas maravillosas. ¡Gracias Rianxo por la gran acogida de «Cuando deje de llover»!