Publicado el Deja un comentario

Nuestra 1º Feria del Libro, en Verín, en la Feria del Lázaro. Inolvidable.

Ayer fue mi estreno como “novata” en mi 1ª Feria del Libro de Galicia, en Verín.

Allí me planté con Libreria Cortés en su caseta y con Rosa, su directora, todo amabilidad y sonrisas. Bien, pues a pesar de la lluvia y el frío -que hacía mucho, creedme- no puedo estar más agradecida por todo el cariño y el calor que me regalaron en esas tierras. Hasta su alcalde, Gerardo Seoane se llevó una de nuestras Marinas firmada y dedicada a su casa.
Mil gracias a Xosé Lois Colmenero y a su providencial aparición por nuestro puesto, que supuso una fantástica entrevista -de esas que se me quedarán grabadas para siempre-.
Charlar con él y transmitirle la historia de mi querida Marina fue un auténtico lujazo. Un placer, vamos, y, despertarme esta mañana con la deliciosa crónica que hizo de nuestra charla en su periódico Diario do Támega ha sido lo más… Es simplemente “perfecta”!! 
Mil gracias otras vez, Xosé Lois, por haber captado la esencia de “Cuando deje de llover”, por entender a Marina, por entender a Lorenzo y a Ernesto y por entender y engancharte a su historia. Como me dijo alguien hoy “el ser humano es extraordinario”.

Os dejo aquí el enlace al artículo completo y debajo un pequeño extracto.

MARÍA SOLIÑO Y BRUNO RÚA PRESENTARON SUS ÚLTIMAS OBRAS EN LA FERIA DEL LIBRO VERINENSE

Marina Estrada, la «imperfecta» pero «deliciosa» novedad del Lázaro

Allí estaba la directora de ventas de la primera obra de María Soliño, esto es, ella misma. No era la bruja de Cangas del siglo XVI, tenía más pinta de una viguesa del 74, trabajadora social y a la que en una analítica de sangre debería de incluírsele el parámetro de «pasión por lo que hago», para controlárselo por los posibles efectos adversos que hacer lo que a uno le descoloca puede acarrear.

Soliño, la autora, no estaba sola. Con ella, su hija -o creación-, Marina Estrada, también viguesa y casada con un juez de la Audiencia Provincial de Pontevedra. De la que no dejó de hablar en todo momento, como si Marina -a poco que hojeen «Cuando deje de llover», su primer libro, lo sabrán- no fuese capaz de valerse por sí misma. 

….

Llegados a este punto, aquella maga de la infancia de todos nosotros, la televisiva Mayra Gómez Kemp, diría algo así como «Y hasta aquí puedo leer». Tirado el cartoncito de la pista, les toca a ustedes, «queridos lectores de Diario do Támega -así se dirige a todos ustedes la autora en el vídeo de este texto-« profundizar en la lucha de los «dieces» de la protagonista adquiriendo en la Librería Cortés «Cuando deje de llover». Xosé Lois Colmenero

En un ratito que salió el sol.
Así lucía nuestro roll-up en la Feria del Lázaro 2019.
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *